09Abril

Pan de oro, qué es y cómo utilizarlo

    La utilización del pan de oro es una técnica bastante utilizada para manualidades, debido a su belleza y adaptabilidad a casi cualquier tipo de material como escayolas, madera, resina, etc. Además los resultados son espectaculares.

    El pan de oro es una hoja muy fina de oro batido que se utilizar para la decoración de objetos. Las hojas son tan finas y frágiles, que se rompen con demasiada facilidad. Para evitar que esto ocurra, se deben extraer del librito con mucho cuidado, fuera de las corrientes de aire. Existen dos variedades de pan de oro. El auténtico, utilizado para la restauración de grandes obras artísticas y, el falso, con un precio más asequible y se comercializa en pequeños libros de 14 x 14 cm.

    Antes de colocarlo, es necesario aplicar una mano de pintura acrílica, por ejemplo, el color rojo inglés que es el que mejor combina con el dorado. Una vez seca la pintura, se aplicará una mano de mixtión (mezcla de aceite de linaza con pigmentos secativos y barniz, fijador). Esperar unos diez minutos hasta que esté semiseco y adhesivo al tacto. Con una paletina suave, se levanta una lámina de pan de oro y se coloca con muchísimo cuidado sobre el objeto a decorar. Con el mismo pincel, se dan unos pequeños toques en la lámina para que se adhiera a la superficie. Si ésta tiene muchos recovecos, se partirán las láminas y se aplicarán en pequeñas secciones. Pasados unos segundos, se pasa un pincel de pelo más duro para desprender los restos de pan de oro que no se hayan adherido al objeto a decorar.

    En general, basta con una capa de láminas doradas, pero todo dependerá de las características del objeto con el que estemos trabajando, en función de ellos se podrán dar dos o más capas.

    Por último, aplicar una mano de goma laca para proteger el pan de oro y dejar secar durante 24 horas.

    Para dar un acabado envejecido, una vez que esté seca la goma laca, aplicar una mano de patina oscura. Para ello, se mezclarán dos partes de cera con una de betún de Judea y se aplicará con una brocha sobre la superficie. Después frotar con un trapo de algodón para eliminar el exceso y dar brillo al objeto.

Posted in Noticias

Comentarios (0)

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.